Resistencia Deportiva

Celebran deportivismo y valores de Anthony Avilés

_MG_4749 Familiares con el cuadro y la bola que le entregaron. Anamaris Maldonado/Resistencia Deportiva

Por: Víctor Torres Montalvo / Twitter: @motinsitepegas

La vida y la trayectoria universitaria y de familia del estudiante-atleta fallecido el año pasado, Anthony Avilés Ortiz, se celebraron ayer durante una corta conmemoración frente a un concurrido #Toriseo, antes del partido masculino de baloncesto.

Con una foto enmarcada del deportista y su familia alrededor, los recuerdos del joven atleta en el recinto de Cayey, de la Universidad de Puerto Rico (UPRC), comenzaron a fluir por la mente de quienes lo conocieron. Reunidos para revivir la humildad, respeto y ánimo fajón y de ehcar pa’ lante, el cariño que se ganó entre los estudiantes fue lo que movió a la administración a reconocer el poco tiempo que estuvo Avilés Ortiz en la institución cayeyana.

Presentes en cancha para el triste pero feliz momento, estuvieron sus padres -Antonio Avilés y Carmen Ortiz, además de su familia y su novia- ambos equipos de voleibol y su entrenador, Ismael González. Asimismo, dirigiendo la actividad fueron partícipes la decana de asuntos estudiantiles, Rochellie Martínez-Vivas, el rector de la UPRC, Mario Medina Cabán, y el director del programa atlético, Ismael Ramos.

No obstante, dado a que fue antes del inicio del primer partido de los Toritos de Cayey en #LAIBásket, también se invitó a unirse a los Pioneros de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) en Ponce.

Martínez-Vivas destacó la importancia de la actividad, aunque reconoció que todavía es un momento fuerte para la familia del jugador.

Foto enmarcada que se desveló en la actividad./Rodolfo Rosario/UPR Cayey

“La esencia [del reconocimiento] eran dos asuntos. Recordar la trayectoria deportiva y, aunque es triste y dolorosa la situación, lo que queríamos era celebrar la vida”, explicó la decana. “Ese era el mensaje principal”. Un mensaje principal acompañado por una foto que recalcaba el deportivismo y el afán que tenía el joven voleibolista de 19 años por triunfar en su deporte y llevar la camiseta de los Toros con orgullo.

“Esa foto fue su último juego -entre UPRC y UPR Ponce- y en ese momento Anthony había anotado. Se veía la alegría, la pasión con la que Anthony siempre jugó, y en el fondo [de la foto] estaba el capitán muy alegre”, precisó Martínez-Vivas sobre la elección de la foto. Para complementar, se le entregó a la familia una bola firmada por su equipo, el rector y ella.

Y es que son muchos los recuerdos de emoción en cancha y emotivas celebraciones y juegos que la decana recuerda, con el graduado de la Bayamón Millitary Academy (BMA) en ellos.

“Yo tengo una foto de él. Recuerdo que estaban todos sudados y yo ‘mira yo quiero una foto con ustedes tipo selfie’ y aparece Anthony en la parte de atrás recortado (porque era su primer año). Me puse a buscar en mis recuerdos y yo [dije] ‘mira quién está aquí”, recordó con un poco de emoción la decana, quien siempre ha estado al tanto de los destaques que tienen sus toritos y toritas. “Recordar es vivir”.

“[Anthony] lució sus colores rojo, blanco y verde- con orgullo y pasión. Eso es importante, y por eso lo reconocimos, estamos contentos y recordamos su vida con alegría”, destacó la principal fuente de cercanía con los estudiantes. Asimismo, confesó que este momento ha sido “el más difícil” de dirigir como decana. “Yo estaba hiperventilando antes de hablar”.

El padre de Anthony, orgulloso de su hijo

El padre de Anthony Avilés Ortiz, estudiante de segundo año de bachillerato Psicología y Salud Mental, Antonio Avilés, destacó la humanidad de su hijo y que “lo que se proponía lo podía lograr”.

“Lo consideraba una persona muy contenta, muy alegre. Lo consideraba un joven amistoso, le gustaba hacer amistades y no rechazaba a nadie. En cuanto a los valores que nosotros como padres le enseñamos entendimos que siempre los aplicó. Era una persona que le gustaba ayudar al necesitado y que era temerosa de Dios, y siempre era una persona que corría la milla extra”, destacó de su hijo.

Familiares, equipos, entrenadores, jugadores/as, decana y rector se reúnen en cancha para homenajear a Avilés Ortiz. / Anamaris Maldonado/Resistencia Deportiva

“Siempre era una persona bien dispuesta a lograr y a conquistar lo que él se proponía. Buen hijo, nunca nos dio problemas y siempre fue un hijo derecho en todo el sentido de la palabra. [Fue un] excelente ser humano”.

Sobre el aprecio, las fuerzas y el apoyo que han recibido de las personas cercanas a su hijo, de la institución y de cualquiera que aportó a la unión y calma familiar, Avilés agradeció las muestras y se mostró “satisfecho”.

“Se portaron muy bien y nos sentimos honrados que, en un momento tan difícil, no contamos solo con una familia de fe sino con una universidad que le dio la oportunidad a mi hijo. El reconocimiento, cómo lo honraron, nos sentimos bien contentos”, añadió.


Anthony Avilés Ortiz falleció el pasado 30 de diciembre de 2016, tras un paro respiratorio producto de un efisema pulmonar que provocó que los pulmones se le taparan. Aunque no se le dio el tratamiento necesario para ese diagnóstico, la razón principal es que los médicos no especificaron bien qué le pasaba a su hijo (le diagnosticaron dengue y dengue hemorrágico).

El partido de baloncesto entre los Toritos y los Pioneros culminó con los locales viniendo de atrás y llevándose el partido 77-72 con, nada más y nada menos, que 38 puntos de su jugador estelar, Christian “Cuco” López.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *